Colegio Salesiano de Valparaíso instala pórticos detectores de metales en su ingreso: apoderados solicitaron medida por «seguridad»

De esta manera, la medida busca proteger a los 1.700 alumnos, aproximados, del establecimiento, distribuidos desde kínder a cuarto medio, en 44 cursos.

El colegio Salesiano de Valparaíso aplicó una inédita medida preventiva de seguridad. Y es que el recinto educativo, ubicado en la avenida Argentina, decidió instalar dos pórticos detectores de metales en su ingreso.

La puesta en marcha de la medida fue confirmada por el presidente del Centro General de Padres y Apoderados del establecimiento, Mario Molina, quien dijo que «esto es solamente preventivo, no se ha detectado a nadie con un cuchillo ni con nada en el colegio, eso es solamente por prevención».

Y agregó que «de hecho, la idea de instalar un detector de metales, yo que llevo varios años en el centro General de Padres y Apoderados, surgió hace unos siete u ocho años y lo solicitamos por seguridad, nada más, por prevención», dijo a El Mercurio de Valparaíso, donde agregó que «en ese momento dijeron que no se podía hacer, pero ahora lo hicieron».

De esta manera, el proyecto busca proteger a los 1.700 alumnos, aproximados, del establecimiento, distribuidos desde kínder a cuarto medio, en 44 cursos.

Aunque se trata de algo preventivo, Molina reconoció que sí existe un complejo escenario de violencia tras al regreso de las clases presenciales. Y este escenario también alcanzó al establecimiento, que en marzo fue protagonista de un video donde dos alumnos peleaban.

Por lo anterior, existe un amplio apoyo por parte de los padres a la decisión del colegio de instalar los detectores de metales.PROTOCOLO DE FUNCIONAMIENTO

De acuerdo al protocolo que se definió para el funcionamiento de los dispositivos, Molina explicó que si estos detectan algún elemento metálico anormal, se le pedirá al estudiante que muestre de forma voluntaria su mochila.

«Estos equipos tienen cierta sensibilidad, no va a sonar por unas llaves, por ejemplo. Ahora, si detecta un elemento anormal y el niño no quiere mostrar la mochila, se llamará al apoderado y delante de él tendrá que abrir la mochila; y si no la quiere abrir, no podrá hacer ingreso al colegio», explicó el presidente del Centro General de Padres y Apoderados.

Y especificó que «está estrictamente prohibido abrir la mochila del niño si no la abre él».

Respecto a la legalidad de la medida, el delegado del Centro General de Padres y Apoderados, Andrés Escuti, explicó que «el colegio siempre tiene la precaución, antes de tomar cualquier medida, de ver por todas las instancias, abogados, Superintendencia (de Educación), antes de tomar alguna acción».

Fuente: https://puranoticia.pnt.cl/regiones/colegio-salesiano-de-valparaiso-instala-porticos-detectores-de-metales