El millonario negocio de la basura le abre el apetito a Jorge Sharp: el trasfondo del conflicto por el relleno sanitario Los Molles

Concejala Marianela Antonucci planteó que demora en abordar el fin del contrato con Veolia –que vence el 4 de octubre– se debe a una medida de presión a los ediles, para que tomen una postura pronto: o renuevan la concesión o se la queda el Municipio.

A contrarreloj se están llevando las negociaciones entre la Municipalidad de Valparaíso y la empresa Veolia Environnement S.A., con el objetivo de definir la futura administración del relleno sanitario El Molle, ubicado en la parte alta de la Ciudad Puerto, camino a la localidad costera de Laguna Verde, y el cual utilizan 12 comunas de la región de Valparaíso.

Es justamente esto lo que ha levantado la polémica en la casa edilicia porteña, pues fuerzas de oposición a la gestión de Jorge Sharp sostienen que el jefe comunal esperó a último minuto para abordar el tema, considerando que el contrato vence el 4 de octubre; y esto, con la intención de que sea el propio Municipio el que se haga cargo del espacio de ahora en adelante.

LAS CONDICIONES DEL MUNICIPIO

Según planteó la administración Sharp, se le solicitaron una serie de requisitos a la firma francesa para que continúen con la administración del lugar, como por ejemplo que se incremente el estándar ambiental del relleno; que la disposición para Valparaíso sea sin cobro; que el arriendo del paño se tradujera en mayores ingresos para la ciudad; además de la revisión de otras actividades, como la generación de energía y emisión de bonos de carbono, cuya rentabilidad no está llegando al Municipio.

En base a todos estos planteamientos, Veolia Environnement S.A., que no ha emitido pronunciamientos públicos frente al tema, le indicó al Municipio porteño que para cumplir con todas estas solicitudes, deberán aumentar sus tarifas al resto de las comunas que ocupan el basural, lo que comenzará desde un 50%.

Como ya se dijo, la importancia de lo que ocurre en dicho relleno sanitario ubicado en las cercanías del camino La Pólvora, casi frente al Complejo Penitenciario de Valparaíso, radica en que son 12 los municipios que utilizan este espacio para disponer allí sus residuos, razón por la que ya se organizó una reunión para abordar el tema en conjunto.

En dicha cita se abordó la propuesta de la empresa, que en voz del alcalde Jorge Sharp expuso que «nos negamos a aceptar esa condición porque no nos parecía justa, correcta ni decente, en el entendido de que hay una responsabilidad de nuestro Municipio con lo que está sucediendo, considerando que es un pasivo y un recurso muy importante. Además no tenemos que pensar sólo en el bienestar de nosotros, sino también en el de las otras comunas que tienen en Valparaíso el único lugar para liberar sus desechos«.

MOLESTIA EN EL CONCEJO

Es la tardanza frente al tema lo que ha causado molestia en parte del Concejo Municipal porteño, pues sostienen que se esperó hasta último momento para abordarlo, recordando que el 4 de octubre vence el contrato con la transnacional francesa y que sólo se empezó a hablar de aquello dos semanas antes del plazo fatal.

La concejala Marianela Antonucci Santander (RN) sostuvo en conversación con Puranoticia.cl que «en este momento, es Veolia la empresa a cargo y, por otro lado, está la Municipalidad que quiere hacerse cargo del vertedero, sin tener expertiz en el tema y sin los profesionales adecuados».

«Es una ineficiencia y una forma de exigirle al Concejo, de poner presión y no dar opciones: o se queda Veolia con el relleno o se queda la Municipalidad. De acuerdo a lo que he averiguado, la empresa se está haciendo cargo de todo lo que no se hizo antes. Es una empresa que está en favor de la comunidad y de hecho los vecinos están muy contentos con Veolia. La Municipalidad no lo dice porque buscan demonizar a la empresa», agregó.

Sobre el tema también se refirió el concejal Thelmo Aguilar Rojas (IND-FA), quien manifestó al respecto que «estamos contra el tiempo, necesitamos aclarar las cosas, tener todos los antecedentes de forma transparente respecto al actual contrato con la empresa y las posibilidades de que todo cambie para mejor en este servicio».

POR QUÉ EL MUNICIPIO QUIERE ADMINISTRAR EL VERTEDERO

A juicio de la concejala Antonucci, la estrategia de la administración Sharp es «demonizar» el trabajo que ha realizado hace un año la empresa Veolia, además de hacer creer que es culpa de ellos lo ocurrido desde hace 20 años atrás, con serios problemas de contaminación que ha afectado a la comunidad de Laguna Verde debido a que los percolados se pasan por las napas e infectaron el agua, tanto para consumo para riego, de esta localidad porteña.

«Veolia no lleva ni siquiera un año a cargo y se le está demonizando como empresa, que no ha hecho las cosas como corresponde, pero es todo lo contrario. Esto partió 20 años atrás, donde la empresa que estaba a cargo nunca le puso el énfasis necesario y ahora por eso están los percolados pasándose por las napas, y ese es un tema muy serio porque atenta contra la salud de las personas, porque no tienen agua para tomar y el agua para regar también está contaminada. Veolia está mitigando todos esos males de las antiguas concesiones», dijo.

Frente a esta grave situación, surge de inmediato la pregunta de por qué la Municipalidad de Valparaíso quiere hacerse cargo de este relleno sanitario, sin contar con la experiencia necesaria para ello. Al respecto, la edil RN comentó que «el Alcalde lo dijo en el Concejo: que era mucha la plata que Valparaíso como Municipalidad estaba perdiendo, que podían estar ganando por los bonos de carbono y por la planta de gas que hay allá«.

«Hablando con la empresa, me dijeron que el bono de carbono no representa gran valor y el gas tampoco, porque producen $8 millones y gastan $15 millones, entonces ¿dónde está el negocio? No es como dice el alcalde o tal vez piensan que así es y por eso se quieren quedar con todo, pero no es posible seguir dañando a las personas por un capricho de la Municipalidad«, agregó.

Por último, la Concejala contó que le preguntó al alcalde Sharp si como Municipio tenían profesionales para cumplir con esta labor. Su respuesta fue que «los vamos a tener», lo que molestó más a Antonucci, quien cerró diciendo que «o sea no lo tienen. Entonces no se puede quedar la Municipalidad con el vertedero y el relleno si no tienen la expertiz».

SEREMI DEL MEDIO AMBIENTE SE SUMA A CRÍTICAS

Toda esta controversia fue consultada por Puranoticia.cl a la seremi del Medio Ambiente, Victoria Gazmuri, quien explicó que hace más de un año que ofrecieron colaboración técnica a la Municipalidad de Valparaíso, sin embargo, afirmaron que «hemos tenido nula respuesta».

«Es preocupante e inentendible que, estando a sólo a días de la finalización del contrato vigente, la Municipalidad de Valparaíso no haya realizado acciones frente a la continuidad operacional del relleno sanitario El Molle, cuya responsabilidad es exclusiva del Municipio», prosiguió la autoridad medioambiental.

Junto a ello, aseguraron que en todo momento han estado a disposición de poder colaborar técnicamente en el marco de sus respectivas competencias, pero insistieron en que a la fecha «no hemos obtenido respuesta», indicando que incluso coordinaron una reunión el 26 de mayo pasado, donde el Municipio presentaría los avances de la licitación, «pero no se presentaron».

Por último, la seremi del Medio Ambiente cerró diciendo que «esperamos que la Municipalidad haga todas las gestiones para asegurar la continuidad de las operaciones del relleno, de manera que esta situación administrativa no afecte a los vecinos».

Fuente: https://puranoticia.pnt.cl/regiones/el-millonario-negocio-de-la-basura-le-abre-el-apetito-a-jorge-sharp-el