Laguna Verde ¿zona de sacrificio de Valparaíso?: Problemas de luz y agua ponen en la mira a empresas de servicios básicos

Alcalde Jorge Sharp oficiará a la Superintendencia de Electricidad y Combustibles para enfrentar la grave situación que es solo la base de los problemas de los casi 20 mil habitantes del sector.

Todo un dolor de cabeza ha significado para cerca de 10 mil personas el no haber contado con suministro de energía eléctrica por alrededor de una semana en la localidad de Laguna Verde, en la zona sur de la comuna de Valparaíso.

No obstante, éste no es el único problema que sufren los habitantes de este territorio porteño, pues deben sumar conflictos relacionados a la contaminación y al abastecimiento de agua potable, ventas de loteos irregulares y difíciles accesos al lugar, lo que podría llegar a ser la fuente del conflicto.

Lo primero que se debe tener en cuenta es que en esta zona, según el último Censo de 2017, residen 3.686 personas, cifra muy por debajo de los números reales. Los habitantes de Laguna Verde afirman que la comunidad es mayor a 10 mil personas y que incluso se está hablando hoy en día de unas 20 mil personas viviendo en el territorio.

Y es que con el paso de los años, muchas personas han elegido a esta localidad como su residencia habitual, situación que ha aumentado debido a diversos factores, como la venta indiscriminada de derechos para que puedan construir sus viviendas, sumado a la pandemia y sus restricciones, que pusieron a Laguna Verde como un territorio muy deseado.

En base a todos estos problemas que han denunciado desde hace muchos meses, Puranoticia.cl conversó con algunos vecinos para conocer los principales conflictos que tienen.

SUMINISTRO ELÉCTRICO

Durante la semana pasada, cerca de 10 mil personas que habitan esta localidad denunciaron que pasaron días sin suministro eléctrico, atribuyendo este hecho a un problema con la empresa Electro Laguna, contratista de Chilquinta.

Electro Laguna tiene un contrato con Chilquinta para poder entregar el servicio en la localidad, sin embargo, esta segunda firma asegura que se ha registrado un aumento en los consumos por sobre los acuerdos técnicos-comerciales vigentes, situación que ha provocado las interrupciones del servicio. 

De esta manera, y tal como también aconteció durante la semana pasada en el sector Cajón de Lebu, comuna de Limache, el voltaje que entrega la empresa es insuficiente para dar abasto a la cantidad de viviendas que tiene el territorio.

Sumado a esto está el problema del alto precio que deben pagarle a Electro Laguna por el servicio, el que incluso es un 100% más caro que el costo real de Chilquinta en otras partes de Valparaíso.

En base a este problema puntual, el alcalde Jorge Sharp indicó a Puranoticia.cl que «sostuvimos una buena reunión de trabajo con los representantes de los vecinos afectados por el problema de la electricidad en Laguna Verde. Vamos a trabajar en una serie de acciones en conjunto. Vamos a sostener reuniones con Chilquinta y otras entidades, para poder resolver a la brevedad este problema provocado por una empresa que ha actuado de forma irresponsable con el suministro eléctrico a los vecinos y vecinas de Laguna Verde«.

De igual forma, anunció que como Municipio oficiarán a la Superintendencia de Electricidad y Combustibles por este problema, el que, a su juicio, se debe «a la explosión demográfica que ha tenido Laguna Verde en los últimos años».

CONTAMINACIÓN

El segundo gran foco de problemas en Laguna Verde dice relación con la contaminación de sus aguas.

En este punto, los vecinos apuntan directamente a la responsabilidad del vertedero El Molle, ubicado en las cercanías del lugar.

Al respecto afirman que la basura y los desechos del vertedero influyen en que el agua de las pozas y vertientes estén con residuos nocivos, lo que se ve potenciado en días de lluvias, pues indican que los fluidos contaminados escurren con mayor potencia hacia sus pozos, vertientes y el mismo humedal presente en la zona.

También apuntan a Esval, empresa a la que acusan de ser la responsable de las aguas servidas que bajan desde Placilla – Curauma, y que llegan al humedal, originándose consigo una contaminación de aguas subterráneas que es grave.

De hecho, un estudio elaborado por la Universidad de Playa Ancha da cuenta que la comunidad de Laguna está consumiendo «agua subsalina a salina, con coliformes, con nitrato, plomo, hierro y otros metales».

ABASTECIMIENTO DE AGUA POTABLE

El problema de contaminación repercute directamente en el tema del abastecimiento del agua potable

En cuanto a las aguas subterráneas, el problema radica en que la población consume agua cuyo origen desconoce.

De hecho, sólo el 40% de los habitantes se abastece de agua potable rural, que administra una cooperativa local y que extrae de pozos del lugar. El resto de la población, en tanto, compra agua sin tratamiento sanitario, de camiones que llegan a la localidad, los cuales son vendidos en $8.000 los 1.000 litros.

En concreto, vecinos afirman que sólo el sector fundacional de la localidad tiene agua potable, que viene de la cooperativa. No obstante, el resto de las poblaciones, ubicadas principalmente en la parte alta, no cuentan con el elemento vital.

DIFÍCILES ACCESOS

El crecimiento habitacional de Laguna Verde ha originado grandes dificultades, como ya han hecho saber los vecinos. Bajo este contexto, otro de los problemas que tienen dice relación con los accesos a la localidad.

Cuando se urbanizó este territorio, se pensó sólo en algunas calles, sin embargo, dada la expansión demográfica de Laguna Verde, los caminos simplemente ya no dieron abasto.

«No tenemos caminos públicos», es la crítica más recurrente de los habitantes, lo que a su vez explicaría otros problemas que tiene la zona, como la llegada de camiones con agua u otros suministros.

Es por todo ello que una de las soluciones que plantean tiene que ver con la creación de un nuevo Plan Regulador para Laguna Verde, el que entregue pautas acerca de cómo se puede ordenar el territorio para el buen vivir de su comunidad.

VENTAS IRREGULARES

Todo un dolor de cabeza ha significado para los vecinos la llegada masiva de nuevos residentes, lo que se explica -en parte- a la venta de derechos, que no convierten a una persona en propietario de un terreno, cuestión que a la larga podría significar otro problema mayúsculo.

En concreto, se trata de eventuales inmobiliarias que compran terrenos y que venden derechos a bajo costo. Entonces, una persona por $3 millones o $4 millones puede construir su vivienda, lo que a primeras luces parece un buen negocio, sin embargo no lo es, aseguran los vecinos.

El tema ha proliferado a tal punto que el propio Conservador de Bienes Raíces ha realizado advertencias a no adquirir terrenos con derechos porque podrían originarse problemas más adelante.

SOLUCIONES

Consuelo Requena, presidenta del Movimiento por la Defensa de Laguna Verde, señaló a Puranoticia.cl que «la base de todas las problemáticas en la localidad es la venta indiscriminada de loteos irregulares. Entonces, todo parte por ponerle fin a esto. ¿Y cómo se pone fin? Haciendo una campaña real, con tolerancia cero a los loteos, porque mientras se sigan vendiendo, va a seguir aumentando la gente».

De igual forma, sostuvo que otro factor que podría dar solución al problema es «que la Municipalidad les deje de vender patentes a las inmobiliarias y; segundo, realizar una campaña no sólo por medios de comunicación y con videos; es importante una campaña con imágenes, con letreros como en Algarrobo, porque las personas vienen a comprar».

Además, insistió en que «esto se soluciona con letreros, con una campaña comunicacional fuerte. Tú por ejemplo vas a Algarrobo o a Quintay y está lleno de letreros de la Municipalidad donde dicen que no compren. Pero acá no hay ninguno. Los que hay actualmente son de la inmobiliaria que vende los terrenos».

Acerca de un nuevo Plan Regulador como solución, la abogada de profesión explicó que «podría ser una opción, pero esto es a largo plazo, no es inmediato de solucionar»

Ahondando en este punto, Catherine Olivares, directora del Movimiento por la Defensa de Laguna Verde, explicó a Puranoticia.cl que «el Plan Regulador tiene mucho que ver, pero lamentablemente el Plan Regulador de Laguna Verde sólo abarca a una pequeña proporción de la localidad y Laguna Verde diariamente crece más, con personas que llegan todos los días».

A juicio de esta dirigenta «este problema podría ser bastante solucionable si nos declaran caminos públicos acá en la localidad, y eso pasa por una voluntad tanto del Municipio como de la Gobernación Regional. Actualmente tenemos mesas de trabajo con la administración municipal, lo que es positivo. Esto va algo lento, pero avanza».

LLAMADO A SHARP

Si bien, ha habido acercamientos entre la comunidad y la Municipalidad de Valparaíso, las que están en constante coordinación con mesas de trabajo, lo cierto es que los vecinos echan de menos la presencia del alcalde Jorge Sharp.

Al respecto, Consuelo Requena, presidenta del Movimiento por la Defensa de Laguna Verde, emplazó al jefe comunal a «asumir un compromiso real con las mesas de trabajo que se instauraron con la Municipalidad, a ser un agente de comunicación e interlocutor con las otras autoridades».

Por ello, la abogada recordó que «antiguamente el gobernador y el intendente no eran muy amigables o no había mucha coincidencia entre ellos con el alcalde, pero ahora hay nuevo gobernador y el panorama político cambió, pero aún así se ha mantenido distante de la problemática en Laguna Verde. Si bien, ha hecho declaraciones, no ha hecho un acto real de compromiso con la comunidad«.

Fuente: https://www.puranoticiachile.cl/noticias/regiones/laguna-verde-zona-de-sacrificio-de-valparaiso-problemas-de-luz-y-agua/2021-08-17/125942.html