Las propuestas de Jaime Perry camino al parlamento: «Seré el diputado de José Antonio Kast»

«Subsidio SERVIU para Vivienda Social sin ahorro previo» además de transformar a «Valparaíso» en una gran zona franca son parte de las propuestas del hombre fuerte de la lista parlamentaria de Kast en el Distrito 7.

Jaime Perry es Ingeniero Comercial y Oficial de la Armada en Retiro, con múltiples especializaciones en desarrollo de negocios, administración pública, alta especialización en finanzas, alta tecnología de sistemas administrativos y de gestión.

Se le concedió la Medalla “Premio Escuela Naval Arturo Prat”, distinción que le confirió dicho Instituto por haber ocupado el primer lugar de su promoción, según consta en resolución solemne firmada por el mismísimo Almirante José Toribio Merino, mientras era Comandante en Jefe de la Armada(1981), documento que exhibe con gran orgullo en su despacho.

Pero no solo aquello marca los logros académicos de Jaime Perry. Mismo caso ocurre con su título de Ingeniero Comercial y Bachiller en Ciencias de la Administración otorgado con distinción por la Universidad de Valparaíso (1988).

Del mismo modo ocurrió con su especialización obtenida en el Programa en Finanzas para Ejecutivos Superiores otorgado, inusualmente con calificación sobresaliente, conferido por la Universidad Adolfo Ibáñez, Escuela de Negocios de Valparaíso.

No obstante sus altas calificaciones ingenieriles plasmadas en cargos empresariales tales como Consejero Superior y Vicerrector de la Universidad Federico Santa María, Director del Puerto de Valparaíso, Director General de Supermercados Santa Isabel y otros destacados emprendimientos y creador de PYMES y Grandes Empresas,  Jaime Perry, tal vez por su larga y motivada trayectoria en la arena política regional como Consejero Regional por tres períodos no consecutivos, se autodefine como cientista social, apasionado por superar o a lo menos mitigar en forma considerable la creciente brecha de desigualdad entre la ganancia del capital y los ingresos salariales.

Según él esta «situación que genera un importante rezago social que el Estado Tributario, absolutamente ideologizado por un marxismo añejo, vetusto y fracasado no ha querido superar ni tiene la voluntad ideológica de hacerlo». Obviamente, señala Perry, «los gobiernos marxistas y pseudo derecha que nos han gobernado los últimos 30 años, no tienen la intención de superar esas brechas y les atribuyo intencionalidad de esclavizar a las personas por la vía de la estrechez económica y un estado falazmente protector. Ante aquello la sociedad libre no puede permanecer impávida, ni ser ciega, ni sorda, ni muda e inactiva ante tal amenaza que divide y conflictúa nuestra convivencia y pretende destruir las bases de la República».

«Debemos actuar en beneficio de nuestros compatriotas rezagados socialmente y mi forma de hacer aquello es postularme como parlamentario, Diputado por el Distrito 7, en forma políticamente independiente, en un cupo ofrecido generosamente por el Partido Republicano y su líder José Antonio Kast Rist, deseando y trabajando por que sea el futuro presidente de nuestro amado país. Se lo debemos a Chile».

«Mi motivación principal de ésta, mi postulación a Diputado por el Distrito 7 de Valparaíso, es dar respuesta a la pregunta:

¿CÓMO PODEMOS COMBATIR Y VENCER LA CRECIENTE DESIGUALDAD?,

«Si hipotéticamente pudiéramos poner a todas las personas en un plano inicial de absoluta igualdad, observaríamos que algunos, mayoritariamente, tendrían resultados exitosos, mientras otros, los menos,  mostrarían fracasos».

«Estos casos de fracaso, el “Estado Protector” ha fallado notoriamente al no poder mantener al menos la situación de equilibrio inicial de igualdad. Esto por una razón muy simple; el Estado es el peor agente redistribuidor del ingreso, por cuanto de la gran tajada de la torta que recibe vía la recaudación de impuestos, a los necesitados llegan solo migajas. El tamaño del estado absorbe con su gestión gran parte de aquello que debiera distribuir».

«Claramente el Estado Fallido no es el agente natural que deba garantizar una brecha reducida entre la ganancia del emprendimiento y  los salarios. Esta no es misión del Estado sino de la propia sociedad que debe evitar al máximo posible personas rezagadas».

«Y cuál es la respuesta ? Claramente no es una ideología marxista históricamente fallida, caracterizada por un Estado recolector de impuestos que ahoga a la sociedad. La respuesta está en las libertades individuales, emprendimientos y reducción del Estado a una mínima expresión que dé espacio a la iniciativa privada y contribuya a reducir los índices de desigualdad. Para aterrizar la respuesta a la práctica,  expongo a continuación algunas propuestas alejadas de toda ideología y sesgo político»:

  1. Agregar Facultades Presupuestarias al Parlamento. La Cámara de Diputados, recogiendo las necesidades de la Gente, sería un canal de expresión social, fuente del proceso presupuestario anual con iniciativas que incorporadas en conjunto con aquellas provenientes del Ejecutivo conformen el proyecto presupuestario global del País. La discusión y aprobación del proyecto será facultad del Senado.
  2. Incorporar a las remuneraciones salariales un factor de productividad. Anualmente y en función de las utilidades después de impuesto, un porcentaje variable de aquellas recompensarán a los trabajadores por su productividad. Paralelamente promover el trabajo Part Time y la flexibilidad horaria laboral, de tal forma flexibilizar la movilidad laboral, dando al trabajador alternativas para mejorar su nivel remunerativo.
  3. Postularé que el Subsidio SERVIU para Vivienda Social sea sin ahorro previo y financiado 100% por el Estado. La vivienda social debe ser entregada absolutamente gratis y en la medida que es habitada por el beneficiado, a este se le va reconociendo un valor capitalizado en una cuenta individual que le permitirá constituir un ahorro previo para una vivienda definitiva si su condición económica así se lo permite, congruente con mi postura de desarrollo social acelerado.
  4. Sistemas integrados de información Municipal. La falta de integración de los sistemas administrativos y ausencia de estandarización de sus procesos administrativos y financieros, no permiten una visión comparativa entre municipios y no contribuye a descubrir las brechas de desigualdad y desarrollo social. Estandarizar sistemas municipales permitiría detectar el origen y por esa vía mitigar la desigualdad. El desorden financiero administrativo es caldo de cultivo para la corrupción.
  5. Código de medio ambiente protegido. La protección del medio ambiente que involucra el bienestar de las personas y su interacción a nivel rural y urbano con la flora y fauna del territorio, requiere el desarrollo de un código nacional de conducta por parte de los seres racionales. Promover este código para que sea desarrollado por expertos ambientalistas es necesidad de primer orden de magnitud respecto del cuidado de nuestro país, para las futuras generaciones.
  6. Una zona franca para la zona portuaria de la Región, radicada con una zona de extensión para las comunas de Concón, Viña del Mar, Valparaíso y San Antonio. El borde costero portuario, por su extrema cercanía  con la mayor zona de influencia económica nacional, la Región Metropolitana, requiere de un régimen tributario de excepción que le permita generar con urgencia un retorno de las inversiones y un reflorecimiento histórico del comercio. De tal forma la distribución del ingreso quedará en la región sin pasar por el colador de la burocracia tributaria estatal que recibe tortas y entrega migajas.
  7. La deuda pública corriente y remanentes de crédito fiscal. El “Estado Protector”, paradojalmente es el mayor deudor de Pymes y Emprendimientos. No es lícito que el Estado se financie mediante deuda corriente afectando la liquidez precisamente de aquellos a los que debe servir y prefiera extinguirles sus ahorros en lugar de protegérselos. Solución simple; Sr. Estado pague lo que debe y si no tiene los recursos, “securitice” esa deuda, permita que se trance en el mercado y dele respiro a las Pymes.
  8. Reducción del Tamaño del Estado. Hacer crecer el Estado es hacerlo más ineficiente. A mayor tamaño, en forma axiomática, el Estado es más fallido. El poder político se transforma en un “Botín”; agencia de empleo de quienes hacen de su vida política una forma de subsistencia, donde viven a expensas de quienes trabajan, paradojalmente, los más pobres. El Estado debe llegar a un tamaño tal que la gente reconozca y valore su eficiencia.

Fuente: https://puranoticia.pnt.cl/las-propuestas-de-jaime-perry-camino-al-parlamento-sere-el-diputado-de