Licitación de cámaras de seguridad de Viña en la mira: Solo una empresa quedó en competencia, la misma del trato directo y cuestionada en caso Martorell

Concejal Puebla: «me llama la atención que se haya dejado fuera de competencia a todas las empresas que postularon menos a una».

Un verdadero dolor de cabeza ha sido el tema de la seguridad en Viña del Mar, pero por sobre todo el tema que tiene relación a las cámaras de televigilancia de la ciudad jardín y que la administración Ripamonti desde que asumió ha querido resolver sin éxito.

Este jueves en un nuevo concejo municipal se espera nuevamente una álgida sesión en donde podría haber luz verde al tema ó bien volver todo a fojas cero debido a una serie de antecedentes que podrían hacer dudar a los ediles en votar a favor una licitación que está en la mira de los concejales.

Para contextualizar el tema nos debemos remontar a la administración de Reginato quien trabajaba con la cuestionada empresa Global Link en el manejo de este sistema de cámaras.

Esta empresa a la cual se decidió dar por terminado su contrato el pasado 22 de julio permaneció por más de una década entregando un servicio deficiente, y por medio de un contrato de trato directo -sin licitación de por medio- con la Municipalidad de Viña del Mar, por entonces bajo la administración de Virginia Reginato, acuerdo que incluyó la instalación y mantención de 36 cámaras de seguridad, las cuales -a juicio de la gestión Ripamonti- no cumplían con su objetivo principal.

«Renovar un quinto contrato, mediante modalidad de trato directo, con una empresa que ha cometido un montón de ilicitudes e incumplimientos contractuales, incluso observados por la Contraloría General de la República, no era una opción» dijo en su minuto la nueva alcaldesa.

Sin embargo la primera solución planteada fue justamente un nuevo trato directo, pero esta vez con una empresa que cumpla con el objetivo de entregar este servicio de cámaras de televigilancia y, consigo, brindar la tan ansiada sensación de seguridad que éstas ofrecen. «Se realizará un trato directo con una empresa que sea legal y que cumpla, y no que brinde una falsa sensación de seguridad que por más de 10 años se le ha dado a la comunidad, a la que se le ha mentido», dijo Ripamonti, la elegida para aquello fue Ingesmart S.A.

PRIMER TRASPIE DE RIPAMONTI: TRATO DIRECTO FRACASÓ

Llegado el mes de Septiembre de este año la administración de la alcaldesa del Frente Amplio propuso entregarle a Ingesmart S.A. un trato directo con una empresa que pareciera sería mejor que Global Link, sin embargo tuvo un rotundo rechazo del concejo porque se entendió podría existir un sobreprecio.

En concreto, esta empresa proponía entregar el servicio de 36 cámaras, por cinco meses, por un valor de $140 millones, vale decir, cada cámara tendría un costo mensual de $777.000. Ahora bien, basándose en la apertura de la licitación pública mayor, por las 122 cámaras, se detecta que la misma Ingesmart S.A. ofertó por cada cámara un valor de $297.000, es decir, menos de la mitad que lo propuesto en el trato directo. Esto fue lo que en definitiva encendió todas las luces y confirmó que había un sobreprecio.

El concejal Rene Lués de la Democracia Cristiana dijo en su minuto «consideramos que era lescivo para los intereses municipales pagar más del doble por 36 cámaras que de todas maneras están incluidas en las 122 de la licitación mayor. Estamos incluyendo las mismas, sólo que a un precio más del doble de caro. Además, uno decía que cómo es posible que esta empresa tenga cinco meses las 36 cámaras, cuando en dos meses terminará la instalación de las 122. Estaríamos pagándole unos cuatro meses el doble por las mismas cámaras. Es decir, estaríamos perdiendo mucho dinero si eventualmente la empresa fuera la misma».

https://puranoticia.pnt.cl/caso-pescadores-ex-caleta-sudamericana-diputada-camila-rojas-exige-aNUEVA LICITACIÓN

Con el trato directo que pretendía Macarena Ripamonti entregarle a Ingesmart S.A. fracasado, se decidió continuar con la licitación del «Servicio Arriendo de Cámaras de Televigilancia, Instalación, Implementación y Mantención en diversos sectores de Viña del Mar», por la cantidad de 122 cámaras de televigilancia de las cuáles ya hay novedades que se dieron a conocer este martes en reunión de comité de los concejales viñamarinos.

Puranoticia.cl tuvo acceso al documento que entregó la Directora Secretaría Comunal de Planificación del denominado «municipio de cuidados» con los antecedentes de las empresas que postularon para adjudicarse esta millonaria licitación.

Según el acta participaron 11 empresas de la visita técnica que se realizó el pasado 29 de julio para que los oferentes conocieran aspectos del proceso, sin embargo solo 6 de estas empresas presentaron ofertas, estás son «Alguien te cuida SpA», «Comercial Automotriz Petric Ltda», «Proyectos y soluciones técnicas SpA», además de «Global Link», el grupo GTD y a quien se le pretendía dar el trato directo «Ingesmart S.A.».

Al revisar las observaciones que la unidad técnica hace a las diferentes ofertas se puede apreciar que solo una sigue en competencia, esta es Ingesmart S.A., porqué según lo informado por el municipio las demás estarían fuera de bases.

Es así por ejemplo que según este informe la empresa Alguien Te Cuida Spa no daría cumplimiento al numeral 9.3.2 de la oferta técnica, lo mismo sucedió con la empresa Comercial Automotriz Petric que incumpliría los requerimientos en las bases tanto administrativas como técnicas.

Lo mismo sucede con las empresas Proyectos y Soluciones Técnicas SPA, además de la propia Global Link que le habría faltado una declaración jurada por ejemplo.

En el caso de GTD también incumpliría en su oferta técnica y tampoco presentó una declaración jurada, mismo caso que Global Link.

UNA SOLA EMPRESA EN COMPETENCIA: INGESMART S.A.

Así los firmantes del documento de evaluación al que tuvo acceso Puranoticia.cl y que fue presentado a los concejales este martes en reunión de comité, el cual deberá ser votado este jueves en el concejo municipal sugiere que se adjudique a Ingesmart S.A., por ser la única empresa que cumple con las bases administrativas y técnicas de la licitación, en otras palabras, el único en competencia al quedar las otras cinco fuera del proceso.

El concejal Sandro Puebla manifestó sus dudas al trabajo de la comisión evaluadora de esta licitación, «me llama la atención que se haya dejado fuera de competencia a todas las empresas que postularon menos a una, que es la misma que hace unas semanas se le quería adjudicar directamente la mantención de las cámaras a un precio mucho mayor, si uno revisa el informe de evaluación que se le presentó a los concejales se da cuenta que muchos de los supuestos incumplimientos o errores de las empresas son de forma o menores por tanto podrían haberse subsanado, de hecho la ley de compras lo permite».

Puebla señaló también «lo ideal en estos casos es que exista competencia y que se evalúen la mayor cantidad de ofertas, sobre todo si algunas son más económicas para el municipio, lamentablemente en este caso eso no ocurrió y nos quedamos con una sola que no era la más barata»

INGESMART Y SU RELACIÓN CON EL CASO DE LAS CÁMARAS DE MARTORELL

Pero así como Viña del Mar vive su propio proceso de licitación de cámaras de televigilancia, en las últimas semanas se dio a conocer una auditoría realizada por la Contraloría General de la República que entregó los resultados de un proceso de licitación también de cámaras que afectó a las ex subsecretaria Katherine Martorell y donde los antecedentes se remitieron al Ministerio Público por una licitación similar. En esa auditoría la contraloría detectó que la empresa ganadora no cumplía con las bases de la licitación y que no habían antecedentes de respaldo de los antecedentes que había tenido la comisión evaluadora respecto de las otras ofertas recibidas y los motivos por los cuáles solo dos empresas pasaron a la etapa final de evaluación, situación similar que podría estar pasando en Viña del Mar, en donde solo estaría pasando una sola empresa.

La otra similitud que tiene en la mira a esta licitación de cámaras de Viña del Mar es que la única empresa que pasó este proceso, Ingesmart S.A, también fue cuestionada por el órgano contralor en licitaciones con la ex subsecretaria Martorell.

En octubre del 2020 la Contraloría General de la República objetó la compra de mil cámaras de vigilancia por parte de la Subsecretaría de Prevención del Delito, liderada por Katherine Martorell, por una suma de 1.400 millones de pesos, a la empresa Ingesmart, para la implementación de un sistema de teleprotección.

El texto del ente contralor de ese entonces señala que: «en efecto de los antecedentes obtenidos a la vista, aparece que la empresa adjudicataria concurrió a la firma del contrato comprometiéndose -en el número N°1 de la cláusula tercera del mismo y tal como lo exigían las bases- a efectuarse la integración de las nuevas cámaras con los sistemas ya existentes pese a que a esa data tenía conocimiento de que no podría cumplir con dicha exigencia».

«Además, atendida la época en que entraría en vigencia el convenio que se aprueba, determinada en su cláusula séptima la garantía de fiel y oportuno cumplimento del contrato, no cubre completamente el plazo de duración de dicha convención, más 60 días hábiles, según lo exige la cláusula duodécima del mismo», añade.

LA DECISIÓN LA TENDRÁN LOS CONCEJALES ESTE JUEVES

Este jueves finalmente, con todos los antecedentes en la mano y con sola una empresa en carrera, serán los concejales de la ciudad jardín quienes decidirán si adjudican ó no esté millonario contrato por las cámaras de televigilancia a la empresa que la comisión evaluadora de la administración Ripamonti recomienda y que según ellos, es la única que cumplió con las bases del proceso.

Fuente: https://puranoticia.pnt.cl/caso-pescadores-ex-caleta-sudamericana-diputada-camila-rojas-exige-a