María Violeta Silva aspira llegar desde Putaendo a la Cámara: «El mundo campesino debe estar representado en el Congreso»

Abogada laboralista busca llegar al Parlamento en representación del Distrito 6 de la región de Valparaíso, y en cupo de Renovación Nacional.

Putaendina con orgullo, María Violeta Silva Cajas cuenta en conversación con Puranoticia.cl que uno de sus grandes anhelos para liderar una campaña a la Cámara de Diputados es que comience a ser representado el mundo campesino en el Congreso Nacional, y no sólo desde una mirada económica, sino que identitaria y patrimonial.

Y aunque la ex Seremi del Trabajo y Previsión Social durante el segundo gobierno del presidente Sebastián Piñera sabe muy bien que el Distrito 6 –zona interior de la región de Valparaíso a la cual representa bajo el alero de Renovación Nacional (RN)– también posee grandes urbes como Quilpué y Villa Alemana, lo concreto es que afirma y reafirma que mayoritariamente se compone de ciudades de campo y rurales.

Hija de profesores, y nacida y criada en Putaendo, esta abogada laboralista cuenta además que una de las primeras tareas que emprenderá en caso de llegar al Parlamento será la de trabajar en la modificación del Código del Trabajo, que data de 1987 y que –a su juicio– no se hace cargo de las nuevas realidades laborales, razón por la que espera abordar el tema con un enfoque de género y que permita el compatibilizar la vida laboral con la personal. En el fondo, darle mayor dignidad al trabajador.

Ésta es una de las reflexiones expuestas por esta profesional que ya trabajó en el Congreso Nacional, de la mano del ex diputado Claudio Rodríguez y el ex senador Sergio Romero, a quienes asesoró por ocho años; pero que también cuenta con un importante paso en la Seremi del Trabajo, donde tuvo la oportunidad de conocer a cabalidad las distintas realidades de las personas, pudiendo forjarse una idea de los problemas de la gente, lo que materializó en un trabajo programático que espera llevar a cabo en la Cámara de Diputados.

¿Cómo llega usted a ser Seremi del Trabajo y Previsión Social?

– Yo nunca había estado en un cargo político hasta que el presidente Piñera me designa Seremi del Trabajo en Valparaíso. Me tomó por sorpresa porque no tenía idea que mi nombre estaba circulando. Estaba ejerciendo tranquila en mi estudio jurídico y de pronto me llama Fernando Lazo, secretario del Trabajo, me invita a una reunión en el Ministerio. Así que fue toda una sorpresa, organicé mi vida, vi a mis clientes, mi estudio jurídico y de un día para el otro cambió mi vida, hasta agosto, que fui Seremi en Valparaíso.

Ahora bien, ¿cómo se gesta esta candidatura a la Cámara de Diputados: desde Renovación Nacional la llaman o usted se acerca al partido? Cuéntenos detalles de estos primeros pasos.

– Fue Renovación Nacional que me busca. El senador Chahuán, la verdad. Mi propósito era quedarme en el Gobierno hasta el final del mandato del presidente Piñera. Nunca se me cruzó por la mente ser candidata a nada. Quería seguir haciendo mi pega, pero efectivamente me llama el senador Chahuán para decirme que necesitaban a una mujer que represente a Aconcagua y que yo era la persona, que estaba bien valorada en mi trabajo como Seremi del Trabajo, que la gente me conocía y que creían que podía ser un buen aporte. No me dejó muchas más opciones, así que obviamente acepté. En este minuto estamos en un momento muy particular de nuestra democracia, en que cada uno debe dar lo mejor de sí mismo y estar donde se necesita, y ahora se me necesita para poder no solamente obtener votos y mantener una representación importante en el trabajo, sino tambié para poder tener una estabilidad y un Congreso dialogante, porque el próximo Gobierno, cualquiera sea su color, la va a tener muy difícil después de un estallido social.

¿Cuáles son a su juicio los principales desafíos que tiene la zona interior de la región de Valparaíso?

– Sin lugar a dudas, lo primero es hacer frente a este cambio climático que nos está afectando como humanidad y en el caso de la región de Valparaíso con una sequía muy compleja, que está afectando a la agricultura de exportación y también a la agricultura familiar campesina, a la calidad de vida de los sectores rurales y creo que debemos mirarlo como una visión de país. Lo segundo es la descentralización, porque esta pandemia ha dejado en evidencia la necesidad y urgencia de que el Estado esté cerca de las personas, y para eso se necesitan autoridad que puedan tomar decisiones y que no todo se nos venga impuesto desde Santiago, porque cada comuna y provincia tiene su propia identidad. Debemos avanzar a eso, porque somos muy distintos los de San Esteban con los de Quintero y Puchuncaví, y también con los de Valparaíso y San Antonio.

Usted fue Seremi del Trabajo y Previsión Social durante más de tres años: ¿cómo fue en lo personal liderar este cargo, y más aún teniendo en cuenta que el estallido social, la pandemia del Covid y la posterior crisis afectaron fuertemente al empleo?

– Sin lugar a dudas fue un desafío tremendo, primero desde el punto de vista de estar dentro de la organización del Estado, yo toda la vida había ejercido desde independiente en el mundo privado, así que hay una cultura diferente. Además, durante estos tres años han sido muy grandes, con una pandemia, estallido social, que en definitiva creo que también estos desafíos los pudimos abordar junto con los servicios del Ministerio del Trabajo y desde el terreno y el compromiso de la gente y de conocer las realidades. Me enfoqué sobre todo desde el comienzo de la pandemia, de estar en terreno, conocer las necesidades de la gente para poder hacernos cargo de las mejoras de las políticas públicas que se estaban implementando y que los beneficios llegaran a la comunidad. 

¿Qué acciones sugiere usted desde el Parlamento para seguir reduciendo las cifras de desempleo?

– Lo primero, y creo que es fundamental, abordar el Código del Trabajo con una visión de Siglo XXI. Nosotros tenemos un código del año 1987, que no se hace cargo de las nuevas realidades laborales, como la posibilidad de hacer el trabajo de otro lugar distinto a la industria; de facilitar que se compatibilice la vida laboral con la personal, familiar y profesional de los trabajadores, que se considere al trabajador como un ser humano en su dignidad y derecho, y no sólo como un recurso de la empresa. Lo segundo es obviamente tener que legislar con un enfoque de género, porque las mujeres, después de esta pandemia, hemos retrocedido 10 años en participación laboral, así que tenemos que hacernos cargo de eso, tenemos que aplicar medidas con enfoque de género para que las mujeres vuelvan al trabajo remunerado y junto con ello puedan desarrollarse como madres, profesionales y personas. Cuando un hombre se enfrenta al mundo del trabajo no tiene esa sensación de culpa de tener que dejar a los hijos con un tercero; pero también, cuando un hombre postula a una entrevista laboral, nunca se pregunta si tienen hijos o si piensan tener hijos, sólo por sus aptitudes profesionales, pero a las mujeres se les hacen esas preguntas incómodas. Por lo tanto debemos cambiar y avanzar legislativamente para que nunca más se hagan esas preguntas en entrevistas a las mujeres.

Las pensiones es un tema que desde hace algunos años está en la primera plana de las demandas ciudadanas. ¿Qué propone usted en esta materia?

– En este tema tenemos que hacernos cargo, sin lugar a dudas, de mejorar las pensiones actuales y futuras. Creo que ahí hay un compromiso, y es que necesitamos avanzar a un sistema mixto, que también incorpore un ajuste intergeneracional, con un componente de solidaridad; y por otro lado, que tenga este enfoque de género para mujeres, muchas de las cuales por tener lagunas previsionales, no pueden acceder a pensiones dignas. De eso tenemos que hacernos cargo, de pensiones justas y equitativas. El Estado hay que mejorarlo para poder llegar a todos los segmentos y no solamente a los más vulnerables.

¿Por qué los habitantes del Distrito 6 deben votar por María Violeta Silva?

– Porque me conocen, porque soy una mujer que, además, viene de un pueblo, como Putaendo, que es el primer pueblo libre de Chile, y porque necesitamos mantener en el Congreso la representación de la pluralidad. El Distrito 6 es mayoritariamente campesino, es cierto que hay ciudades importantes, pero mayoritariamente somos de mundo campesino y el mundo campesino debe estar representado en el Congreso, no sólo por una cuestión económica, sino que por identidad y de patrimonio. Y qué mejor que hacerlo con una mujer, que ha demostrado que conoce el territorio y que durante mi período como autoridad jamás me olvidé de las personas y de entenderme con ellas y escucharlas. Eso es lo que hoy necesitamos de las autoridades.

Fuente: https://puranoticia.pnt.cl/regiones/maria-violeta-silva-aspira-llegar-desde-putaendo-a-la-camara-el-mundo