Tren Valparaíso – Santiago se transforma en el «cuento del tío» del Gobierno: proyecto sufre nuevo retraso

Iniciativa está sufriendo nuevamente un revés, esta vez debido a los retrasos en los estudios preliminares, situación que generó la molestia de autoridades regionales.

El 2 de junio de 2019 todo era alegría en la región de Valparaíso, principalmente en sus ciudades costeras. Esto, pues un día antes, el presidente Sebastián Piñera, durante su Cuenta Pública a la Nación, confirmaba que el proyecto de tren de pasajeros y carga Valparaíso – Santiago había sido declarado «de interés público» por parte de su Gobierno, específicamente por el Ministerio de Obras Públicas (MOP).

De esta manera se lograba un avance concreto en torno a una iniciativa de la que se venía hablando con fuerza desde los primeros años de la vuelta de la democracia, pero que nunca se tradujo en algo más que palabras y sueños. Ahora era diferente, pues existía un proyecto concreto, al que luego se le sumó otro, también declarado «de interés público», razón por la que se iniciaban los trámites en torno a la factibilidad y otros aspectos regulares que deben seguir los proyectos de esta envergadura.

LOS DOS PROYECTOS

Entonces, a mediados del 2019, el Consejo de Concesiones del MOP evaluaba dos iniciativas: una, del consorcio TVS, compuesto por el grupo chileno Sigdo Koppers, Acciona y Lationamérica Infraestructura; y otra, la del consorcio formado por las empresas Agunsa, FCC y Talgo

El del primer grupo empresarial tiene un costo de US$ 2.635 millones, propone una concesión a 50 años, con trenes para 890 personas y con una velocidad que alcanzarían los 200 km/h, para un viaje de 45 minutos entre Santiago y Valparaíso. El del segundo conglomerado, en tanto, tiene un costo de US$ 2.151 millones, propone una concesión a 40 años, con convoyes para transportar a 600 pasajeros y alcanzar los 250 km/h, para un viaje de sólo 32 minutos.

CAÍDA E INTENTOS POR LEVANTARLO

La esperanza se mantenía a tope en las regiones de Valparaíso y Metropolitana; no obstante, primero, el estallido social y, después, la pandemia del Covid-19, aparejado de la crisis económica, hicieron que el tren rápido fuera «congelado» por parte del Gobierno: «Debido a la pandemia que afecta a nuestro país y al mundo, en este momento los estudios de ambas propuestas se encuentran suspendidas», señaló en febrero del 2021 la Dirección de Concesiones del MOP.

Transcurridos los meses, parlamentarios de la región de Valparaíso, consultados por Puranoticia.cl, reflotaron una vez más la iniciativa, poniéndole presión al Gobierno para que trabajara nuevamente en este proyecto de conectividad que uniría Valparaíso con Santiago en menos de una hora, y que además potenciaría al comercio con una escala de carga en el puerto de San Antonio.

Por ejemplo, el diputado Andrés Celis (RN) indicó a este medio que «es urgente potenciar el transporte ferroviario. La inversión en este rubro se justifica dado el aumento del parque automotriz y el movimiento turístico nacional e internacional que se produce durante todo el año en esta zona». En tanto, el parlamentario Rodrigo González (PPD) expuso que «evidentemente se debe retomar. Está atrasado, debió haber avanzado más rápidamente de acuerdo a las promesas presidenciales y a todo lo que la comunidad regional está esperando».

Pero quien más allá llegó fue el senador Francisco Chahuán (RN), quien sostuvo que «nos hemos reunido con el Ministro de Obras Públicas y también con el presidente de EFE en una decena de ocasiones para que antes del término del Gobierno del presidente Piñera (11 de marzo de 2022) se pueda resolver el estudio de los trazados (…) para saber cuál finalmente va a ser objeto de una licitación pública internacional. Estamos convencidos que el proyecto va a seguir avanzando y que antes del término del mandato vamos a tener la apertura de una licitación pública internacional«.

OFICIO AL MOP

Pese a esta presión ejercida por los parlamentarios de la zona, además de la fecha tentativa indicada por el presidente de RN, lo cierto es que el proyecto estaría sufriendo nuevamente un revés, esta vez debido a los retrasos en los estudios preliminares, situación que generó la molestia del alcalde porteño, Jorge Sharp, quien anunció el envío de un oficio al Ministerio de Obras Públicas.

Nicolás Guzmán, director de Asesoría Jurídica de la Municipalidad de Valparaíso, explicó que «el proyecto de tren de Valparaíso a Santiago fue uno de los grandes anuncios de este Gobierno, sin embargo, a la fecha no hemos tenido mayores noticias, por lo tanto, esperamos que se transparente en las próximas semanas si el proyecto finalmente se ejecutará o no«.

De igual forma, el abogado señaló que «no sólo hay un tema de inversión, sino también de desarrollo urbano y cómo esta iniciativa se vincula con otras iniciativas que estamos impulsando como ciudad. Por lo tanto, esperamos que en el corto plazo haya novedades y desde el Concejo Municipal enviaremos un oficio al Ministerio de Obras Públicas para conocer el estado actual de la situación».

LAGOS WEBER APUNTA AL GOBIERNO

Quien también se sumó a esta molestia fue el senador Ricardo Lagos Weber (PPD), que planteó que «es vergonzosa la actitud del Gobierno. El Ejecutivo, encabezado por el presidente Piñera, hizo un anuncio, invitó a todos a hacerse parte de esa promesa, y luego, sin más, se cierra ese proyecto y se decide pasar para la próxima administración«.

«Este Gobierno ni siquiera fue capaz de presentar un trazado que indique por dónde pasaría el tren Valparaíso – Santiago. Es más, decidió dejárselo a los privados para que definan. Me parece que la postergación del proyecto ha sido de una negligencia total”, concluyó el legislador por la Quinta Región.

(Imagen de referencia)

Fuente: https://puranoticia.pnt.cl/regiones/tren-valparaiso-santiago-se-transforma-en-el-cuento-del-tio-del